Respetamos el Medio Ambiente

10 DE ENERO 2016

 

Proceso de Reciclado

El proceso de reciclado del papel, coincide en gran parte, con el proceso de fabricación, con la diferencia de que la materia prima empleada es el residuo de papel. Lo primero que se hace es clasificar el papel, dependiendo si es blanco (sobre todo recortes) o ya impreso. El papel más fácil de reciclar es el papel de diario, también el cartón. Los papeles brillantes resultan los más dificultosos. Una vez recolectado el papel a ser reciclado, este es destinado a una industria encargada de realizar el proceso de reciclaje. Uno de los primeros pasos consiste en separar las fibras vegetales de las impurezas (metales, alambres). En una batidora industrial se mezcla el papel troceado con agua templada, se calienta y se machaca hasta conseguir una pasta, se separan las impurezas, incluyendo la tinta y se blanquea nuevamente. El proceso que viene a continuación es idéntico a la fabricación con pasta original.